Ahora leyendo:
Explosiones de Polvo en Plantas de Cereales

Explosiones de Polvo en Plantas de Cereales

Ver Galería

Un gran número de trabajadores de las Plantas de Cereales en general desconocen el riesgo que, los cereales, las harinas y los polvos provenientes de estos son altamente explosivos, además, que con tan solo una fuente de ignición que puede provenir de la corriente eléctrica, trabajo de soldadura, cigarrillo, fósforo, etc., es suficiente para provocar una explosión.

A mi juicio, el principal riesgo que tienen las Plantas de Cereales, entiéndase también, entre estas: Molinos, Elevadores, Plantas de Pre-mezclas de Harinas, etc., es la ocurrencia de una Explosión de Polvo, la cual, muchas veces tiene consecuencias devastadoras y ocasionan muchas muertes. Un buen ejemplo de esto es la explosión de polvos ocurrida en Blaye (Francia) en el año 1997, la cual, ocasiono terribles daños como se aprecia en las imágenes que mostramos:

 

 

Las imágenes del antes y después de la explosión hablan por sí solas de lo importante de tomar medidas para evitar que sucesos como este se repitan.

Para poder entender más a fondo o profundidad como prevenir y protegernos de las explosiones de polvos, previamente, debemos comprender que se entiende por explosión y los factores que la originan.

 

 

“Las explosiones de polvos las podemos definir como: la rápida combustión de una nube de polvo suspendido en una masa de gas (aire), es decir, una deflagración, da lugar a un importante volumen de gases, lo que genera un incremento de la presión, como consecuencia de su expansión brusca e incontrolada, cuyo resultado es una explosión”

 

Los factores o condiciones que intervienen y que deben coincidir o concurrir de forma simultánea para que, ocurran las Explosiones de Polvo son:

•  Polvo combustible en suspensión.
•  Concentración de polvo en suspensión entre 30gr/mt3 a 6 kg/mt3
•  El polvo debe tener una distribución de tamaños de partículas capaz de propagar la llama; menor a 400 micrones.
•  Aire (oxígeno) u agente oxidante.
•  Fuente de ignición de potencia adecuada.
•  Confinamiento de la nube de polvo.

Si bien es cierto que estas condiciones señaladas limitan la ocurrencia, no necesariamente hacen improbable que esta llegue a ocurrir.

El mecanismo de una explosión de polvo es el siguiente: cuando se alcanzan localmente las condiciones mencionadas puede producirse la explosión pequeña y primera de una nube de polvo, explosión denominada primaria, de no excesiva importancia y que, en principio, debería afectar sólo a un pequeño recinto y no ser grave, no obstante, esta explosión primaria genera ondas de presión que aumentarán la turbulencia del ambiente y favorecerá el que una cierta cantidad de polvo depositado o en transito por el lugar pase a la atmósfera en forma de nube, con lo cual, se alcanzan de nuevo las condiciones para la explosión, y es la propia explosión primaria quien enciende (es decir, se transforma en la fuente de ignición) la nueva nube de polvo, generando así una nueva explosión llamada explosión secundaria. Los efectos de esta segunda explosión que, es más potente y destructiva que la primera y la cual, al propagarse puede dar lugar a una cadena de explosiones en diferentes partes de la instalación, son las realmente catastróficas, debido a la considerable energía que de forma repentina es capaz de liberar.

Ahora bien, luego de haber comprendido como ocurre una explosión de polvo, debemos hablar de las medidas preventivas primarias o más básicas en la prevención de explosiones de polvo se basan en evitar polvos en suspensión o atmósferas explosivas y, como segunda medida preventiva pero no menos importante, evitar la generación de todo tipo de fuentes de ignición; para evitar en efecto de cadena o explosiones sucesivas, mantener los más altos estándares de limpieza, por el ultimo, pero quizás la más importante, al menos para quien escribe lo es, adiestre adecuadamente al personal que labora en la Planta de Cereales sobre atmósferas explosivas o explosiones de polvo.

 

Scroll To Top